Noticias

31
Ene

Cuento escrito por Fernando López Aguilar. Productor y Técnico Regional de Scolel´te desde hace 20 años.

Hace 100 años, los árboles los veíamos altos y fuertes, ahora, los vemos chaparritos. Quiero recordarles que hace 49 años, fui enemigo de las montañas, las asustaba con el machete y el hacha, y mate varios de ellos, por eso, los arbolitos, no se acercaban a mí.

Pero llegó un día, que pude platicar con las montañas y los arbolitos. Les pregunté por qué se asustaban conmigo. Me rodearon todos los árboles, y me contaron que habían muerto sus abuelos, sus papás y muchos hijos en la guerra.

Y yo pregunté – ¿Con los que los mataban en la guerra?

Me dicen – A machetazos, y nos echan fuego, por eso estamos tristes y lloramos, por eso nuestros padres que ha muerto con esa guerra fiera. Y ahora, todavía vemos algunos de nuestros padres, pero no más sus huesos y sus cenizas tiradas en el suelo-

Y yo pregunte -¿Dónde están esos huesos?-.

Y me dicen -Voltea la cara y ve con tus ojos, están en todos los pueblos y en las casas de ustedes, dándoles vida-.

Yo les digo -Arbolitos, son malos, por eso los mataron con machete y fuego-.

Y me dicen -No, no somos malos Fernando. Te voy a contar todos los servicios que aportamos, somos defensores de vida, de seres vivientes. Capturamos dióxido de carbono, algunos, introducimos nitrógeno al suelo, damos oxígeno. Con el aroma de nuestras flores, damos frescura cuando te quema el sol, si descansas bajo mis ramas. Damos abono orgánico y ayudamos a bajar el agua-.

Y ahora me rodean los arbolitos y me reclaman de sus seres vivientes -¿Dónde están mis venados? ¿Dónde están mis pavorreales? ¿Dónde están mis guardabarrancos? ¿Dónde están mis culebras? ¿Dónde están mis tigres, mis leones y otros? Porqué ellos eran nuestros mariachis y nos cantaban las mañanitas-.

Yo les digo – Ya no conozco todos sus seres vivientes-.

Y me dicen – Devuélvanmelos –.

Y les digo – Solo conozco algunos, tus culebras, si son esas que se pasan botando a las casas cuando llueve-.

Y me dicen – Esos cabrones son míos, los míos no son malos -.

Y me dicen – Fernando, dile a los estudiantes, que enseñen a sus compañeros, que ya no nos hagan sufrir la guerra-.

 

Leave a Reply

Estas realizando una donación a : AMBIO A.C.

¿Cuánto deseas donar?
$10 $20 $30
¿Te gustaría programar está donación de manera regular? Me gustaría realizar donacion(es)
¿Cuántas veces te gustaría donar? (incluyendo esta donación) *
Nombre *
Apellido *
Email *
Teléfono
Dirección
Mensaje
Procesando...